Thursday, April 27, 2006

Buenas tardes y buenas noches


Terminando un libro ayer, me dí cuenta de que había leído unas cuantas veces "anochecer" y no "atardecer". Hoy, disertando con la inquieta de turno, traté de explicarle qué diferencia veía yo entre una cosa y otra. Pues bien: concluí que atardece cuando el cielo se torna rojo o naranja o extraño a eso de las 17:30-18:00 en pleno invierno y a las 21:00-21:30 en pleno verano, y que anochece cuando adquiere todos esos azulesoscuroscasinegros (no va por la película) a eso de las 17:31-18:01 en pleno invierno y a las 21:01-21:31 en pleno verano.
(Éste es un post en aras de socializar e intercambiar unos comentarios educados, quizá servirnos té en casa y ajustarnos el monóculo como grandes varones)

8 comments:

la abuela tirando pétalos de geranio por la ventana said...

yo no me pronuncio sobre el tema así, públicamente, pero aporto el lugar más apropiado para ese té.

naranjo said...

yo tampoco me pronuncio, pero me uno al té, siempre que me pueda poner un monóculo. O un parche de pirata, que realmente también mola.

Nahum said...

¿Y no se le ocurre a usted una distinción similar para los amaneceres...?

mr. shy said...

Como dije que escribía a fin de socializar, contestaré a Nahum. Él es el único que trata de buscarme las cosquillas (sin ningún resultado salvo un par de réplicas absurdas). A los otros dos "teinómanos" recomendarles vivamente el monóculo, básico para una vida contemplativa plena, y dejarse de parches de pirata.
Que se me olvidaba, Nahum: que no, que el paso del atardecer al anochecer no resulta traumático y del anochecer al amanecer sí (además de no ser casi simultáneos).

Anonymous said...

Y cuando las palabras son sólo sonido, que más da que llegue la noche o nos abandone el día, si el té está frío y nos colocamos el mónoculo en el ojo ciego mientras cerramos el otro.Levanta la túnica a los ángeles para ver su sexo y decubrirás el demonio. La huida de lo obvio sólo nos lleva a la vacuidad.

Inqui said...

no me harás cambiar de opinión

Inqui said...

Por cierto, me uno al té, siempre que sea en un vaso de cristal opaco de veinte centímetros con tres cubitos de hielo.
P.D: Si lo sustituímos por tomillo no estaría nada mal, ¿no crees?

mr. shy said...

¡Tomillo, tomillo!

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License