Thursday, January 15, 2009

La caló


Ponga esto en funcionamiento a la vez que lee.

Acabo de regresar de un paseo de veinte minutos por el campus de esta universidad ubicada en "un lugar bastante cuelgue". Había coches parados en medio de la carretera porque habían dicho basta. Al volver a casa, se me saltaban las lágrimas (convertidas en hielo) porque los dedos estaban a punto de dejar de dolerme bajo los tres pares de guantes que llevaba puestos. 

Dicen que es el día más frío desde 1996. Sólo sé que hoy, Weather.com señala temperaturas que oscilan entre -30 y -33ºC, y que con el viento se llega a los -40. La cámara de fotos se me ha petrificado, aunque empieza a responder, y he jugado a congelar camisetas en el balcón con un compañero de piso: en un minuto, después de mojarlas, se quedan como auténticas tablas.

Invierno, más. ¡U poco de rebuhito, po favó!

9 comments:

eresfea said...

Has intentado lo del escupitajo congelado en vuelo desde el balcón, confiesa. Yo no me resistiría.

Inqui said...

Han echado a Uve. Qué llorera.

Joey Cusack said...

Suena divertido. Yo probaría orinar desde el balcón... aunque creo que existe el riesgo de congelamiento de uretra.

mr. shy said...

Eresfea, lo del escupitajo ha sido un sólo intento, porque debajo había nieve (no iba a sonar, como yo habría querido). De todos modos, sacabas una bolita transparente y llegaba blanca, sí. Probamos a derramar agua por la barandilla del balcón, tres tubos metálicos horizontales, y el líquido elemento nunca tocaba al suelo que pisábamos. También llenamos vasos de agua con tenedores, pinzas y abrelatas dentro. Qué tarde más grande.

Por cierto, se me olvidó decir que escribí el post porque cancelaron las clases desde las 18:00 de ayer hasta las 12:00 de esta mañana. Así que no fui a la de Literatura colonial (¡bien!) y no he tenido que levantarme temprano para dar mis dos clases de español. Aun así, ahora (12:16) que la universidad vuelve a estar abierta, gozamos de unos magníficos -22ºC.

mr. shy said...

Inqui, qué gran tristeza. "Jelou-ai-am-iuv" era espectacular. Prométeme que cuando vuelva me dirás: "Bueno, hoy tenemos uno o dos planes. Viene Uve".

Al Nonino said...

Te convido con algunos grados de aquí, y tú convidame con algunos de allá: ayer de noche, en Montevideo, los mosquitos dejaron de trabajar a causa del atestable calor.
Es cosa seria.

mr. shy said...

Hecho, Al. Ahora mismo me desembarazo (¡tomaaa!) de ellos.

Caravinagre said...

Esto merece alguna barbaridad navarra como: ¡La ost***!

¡Qué rasca! ¿eh? Yo tampoco me hubiese resistido hacer todo ese tipo de experimientos. ¡Qué grande las camsietas! Me recuerda a alguna trastada de marca ACME.

¿Y qué temperaturas hace en verano? Yo pese a haber estado en el "Norte" nunca he pasado tanto frío. El otro día en Reykjavik gracias a las corrientes del atlántico hacía una temperatura muy agradable para ser pleno enero: entre -4 y 4. En Pamplona en Navidades hizo -7 y una amiga en Segovia contó que un día bajaron a -16.

mr. shy said...

Aquí en verano se puede llegar a algo más de 30ºC. Se trata de un calor a ratos agradable y a ratos húmedo, sobre todo al sur del estado.

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License