Tuesday, July 10, 2007

Locus amoenus


Después de escribir cuatro entradas durante estas dos últimas semanas, borradas justo antes de publicarse, no me queda nada por decir. Bueno, si las borré es porque tampoco tenía nada que decir entonces y lo que escribía era puro pedaleo circular.

Ahora que caigo, no estoy más que justificando mi nada con más palabras de dudosa utilidad: ¿hablaba de pedaleo circular? No sé si Fondriest, Chiapucci o Rominger pedalearon por mí demasiados años.

3 comments:

mi-tacua-uy said...

Al menos tu comentario sirvió para enterarme que era locus amoenus. Primero pensé que era el nombre en latín de los pescaditos, pero dudé y efectivamente estaba equivocada. Me has hecho trabajar, también tuve que confirmar si esos 3 señores eran ciclistas, por lo visto es/era así.
¿Ves? Tus pocas líneas sirvieron de cultura general para una ignorante.

Inqui said...

Hierba, y fuente, y sombra, y silencio.
Yo a eso de lo que hablas lo llamo el eterno retorno, un círculo donde el principio es el final y el final, el principio.
Yo llevo ya tres semanas sin saber qué decir.

Inqui said...

Tempus fugit.

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License