Friday, July 21, 2006

No obstante

Un cuenco de arroz en la madrugada, la luz del baño encendida y el sillón de cara a la ventana. Y mientras, pensando que podía ir a una fiesta total para ligarme a David Meca y arrancarle a mordiscos una de esas pegatinas de Plátano de Canarias de su pecho; que podía pasar cerca de las Tres mil viviendas para decirle a mi hija "Elisabete no te juntes nunca con esos pordioseros"; que podía pintarme una selva negra en el pecho y comprarme oro a kilos para colgármelo del cuello.
A la luz de la mañana medito mi perturbación. Sin embargo, el veredicto del jurado es inapelable: la cucaracha muerta, la pelusa y el grano de arroz coinciden en que estoy perfectamente sano, pero que deje esa manera tan rara de fregar los vasos.

2 comments:

Inqui said...

Estoy de acuerdo con el veredicto del jurado.

mr. shy said...

Yo estoy de acuerdo en que me estoy cansando de cuencos de arroz Brajma.

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License