Sunday, February 08, 2009

Índice (y pulgar)


Abro mi buzón, el número 46. Saco un par de hojas rosa chillón que gritan créditos y depósitos bancarios, ideales para profesores de universidad. Los papeles huelen a tallarines chinos. Rescato un sobre naranja del fondo del casillero. Alguien lo ha abierto y lo ha vuelto a cerrar. En el dorso hay una hoja pegada con cinta adhesiva: "5372. To the student administering the evaluation". Ahora iba a ver el índice de satisfacción de mis alumnos del semestre pasado.

Las respuestas de tipo test me importan poco. Veo que se portaron demasiado bien, prodigándome respuestas de "strongly agree", la letra A, lo máximo. Prefiero pasar a las réplicas escritas. De las dieciséis que llegaron a mi buzón, diez hacen saber que se lo pasaron bien en clase, que se rieron (debo de ser un auténtico payaso); dos hablan de mi entusiasmo a la hora de enseñar; una combina la diversión y el entusiasmo; otra respuesta dice: "Conseguí aprender el español como un todo" (me juego el cuello a que se trataba de la rubita con rastas-y-ojos soñadores); una subraya mi vitalidad, y una última comenta que soy un tipo razonable. Cuando reparan en algún aspecto negativo, sus voces coinciden en señalar una tierna desorganización y una imagen de chifladura moderada: "Hay veces que el profesor parece estar fuera del aula". Para enmarcar.

De las respuestas en Other comments me quedo con éstas (traducidas):
-"He aprendido español, pero no sé cómo explicar lo que he aprendido, y eso no me gusta".
-"Inventó una escala de notas que nadie conseguía entender".
-"El señor Pérez era confuso con sus reglas, parecía no estar muy de acuerdo con el Departamento".
-"SUBIDLE EL SUELDO $$$".

No saco conclusiones, pero espero no oír llamadas extrañas a altas horas de la madrugada.

5 comments:

Caravinagre said...

Bravo.
Glorioso, profesor Pérez.
Es usted mi favorito, aunque esté fuera del aula. jojo.

eresfea said...

Bien, bien, profesor Pérez.

erendeira said...

Me rio mucho imaginandote asì... Que te vaya bien todo!
Inquadratura, todavia en espana.

mr. shy said...

Encuadratura, ¡cuánto tiempo! Como siempre, sigo trabajando de impostor, de falso ojeroso.

¿Vida, Sevilla, arquitectura, trabajo?

erendeira said...

sì, mucha arquitectura, poco trabajo, vida poca pero buena, y mucho mucho sol. He aprendido a tener los ojos bien abiertos para gozar hasta el ultimo rayo...

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License