Sunday, November 12, 2006

Haz el favor de callarte


Quien diga que Ray y Tess no estaban predestinados, miente. Carver y Gallagher coincidieron un año en la escuela de párvulos de Clatskanie. Según fuentes oficiales, se les vio varias veces en actitud cariñosa pero recatada bebiendo cantimploras de Zumrok.
La fotografía de arriba muestra a un sonriente Ray y a una desconcertadilla Tess, que yo creo que se inclina por la felicidad. Carverito conduce su coche de pedales azul-niño; Tess se limita a posar junto al amado, después de haber guardado fraudulentamente unos cuantos poemas del pequeño escritor en su bolsillo. Pero buena chica.
La lagarta de abajo es Rosita, hija del conocido psicoanalista Matthew M. M. Precious. Su sonrisa angelical puede confundirnos completamente y su cochecito rosa-niña puede darnos a entender una falsa inocencia: ella fue la culpable de que Ray y Tess no se volvieran a ver hasta pasadas más de tres décadas. Rosita urdió para que Carver embarazara a una chica de dieciséis años, que volvió a quedar encinta en el umbral de la mayoría de edad. Como resultado, dos hijos que tuvieron una infancia bizarra y dura, y la separación en el 82.
Pero el amor vence, y el escritor por fin se reencontró con su simpática "guardapoemasencajones". Noviearon un ratico y en los últimos compases de los 80 se casaron en Reno. Dos meses más tarde, Ray murió. Pero aún sigue conduciendo su coche de pedales. Rosita se despeñó con fatal desenlace; Rita Irasema iba de copiloto.

4 comments:

Huanakauri said...

Me caes bien. No sé porqué. Sin embargo no te entiendo. Eso me pasa en general con los gallegos. Estoy pensado que realmente tenemos grandes diferencias culturales y que nos cuesta comunicarnos.

sintomático said...

I have no words. Muchas gracias por la visita, Mr. Shy. Perfecto microperfil de Tess ese "guardapoemasencajones" (véase la introducción a Si me necesitas, llámame). Por cierto, el viernes compré 'Todos nosotros' (Bartleby Editores) de Raymond. Solo me falta su poesía.

eresfea said...

¿Quién conducía ebrio en esta historia? Que eso no lo has contado...

mr. shy said...

Obviamente. Sinatra se bebe (mal), pero no se baila.

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License