Monday, October 23, 2006

Hola, qué tal, me llamo F. Esto... ¿me dejas tocar tu pecho de Kevlar?


Llevo tiempo obsesionado. Todavía me recupero del chute de Mariano Barbacid que me dio el miércoles de madrugada. Es posible que, como me ponga aleatorio, cualquier día de estos aparezca con su mancha de nacimiento. Recuerdo que me dio un calambrón formidable con Lauren Postigo, una mañana tumbado en una tienda de campaña sin poder dormirme. Pues vaya.
Las personas, al fin y al cabo, tienen una duración limitada en mí. Puede que dentro de unos días me sienta Forest Whitaker (que ya ha habido amagos) o Sergi Pàmies, depende. Pero lo que me da miedo son las teorías, habitualmente aplicables a cualquier cosa. ¿Ejemplo? El Kevlar: corsés de Kevlar, coquillas de Kevlar, barbacides de Kevlar, postigos de Kevlar...
Forest Whitaker de Kevlar debería de ser una bomba atómica. De Kevlar.

3 comments:

workinprogress said...

Mierda, acabas de anular buena parte del factor sorpresa: el festival de cine de Hollywood da el premio a actor del año a Forest!

ms matronic said...

me parece una elección atinada, viva forest!

eresfea said...

Creo que Barbacid fue amigo de Roy (Nexus 6).

Creative Commons License
This blog is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License